El arte de crear: Jacobo Borges junio 29, 2020 – Posted in: El arte de crear, Uncategorized – Tags: , , ,

En Galería arte Múltiple nos agrada la idea de viajar en el tiempo y en el espacio. En esta oportunidad, e inaugurando nuestra sección El arte de crear nos tomaremos la atribución de hacerle una entrevista ficticia a Jacobo Borges, y decimos ficticia porque el encuentro sí ocurrió, y las respuestas salieron de su boca, pero nosotros estábamos tan ensimismados escuchando que las preguntas no salieron de las nuestras.

Era un día cualquiera del año 2015, olía a tierra mojada, a cemento fresco y a savia. Las calles de Las Mercedes estaban libres y existía una cita para las 02:30 p.m. Había que ser puntual porque «el maestro» como lo llamaban todos, era un hombre al que le encantaba llegar temprano.

ARTE DE CREAR JACOBO BORGES 2 1
Jacobo Borges

Un silencio total, la planta baja de la Galería Freites se llenó de eco difuminado cuando el profesor de una clase de la Universidad Católica Andrés Bello comenzó a recitar apellidos desde la A hasta la Z. Todos estaban, no faltaba ni un alumno, es más, había hasta invitados porque esa parecía una oportunidad única en la vida.

Los muchachos pasearon por la sala, fueron a la planta superior, se tomaron fotos con las luces de las buhardillas y se pasearon por las obras de arte de Borges viendo una a una, sacando el celular y capturándolas como un momento preciado digno de mantener resguardado del tiempo.

Llegó el maestro y los estudiantes se amontonaron a su alrededor, ahí comenzaron las preguntas (bueno, las que no hicimos, pero que queríamos hacer) y el maestro comenzó a contestar. Contrario a lo que estás creyendo, querido lector, el maestro no parecía un maestro, no tenía ni un túnica blanca, ni una nariz respingada, ni mostraba aires de grandeza.

ARTE DE CREAR JACOBO BORGES
P.G.S-Otoño- 2015

Entró como cualquier otra persona, bajito, con una boina gris, una chaqueta y un pantalón de vestir y una sonrisa de oreja a oreja que parecía el mejor accesorio del mundo. Comenzó a caminar y se detuvo frente a una de sus obras, los muchachos se sentaron en el suelo de cemento pulido, estaba frío y veían desde abajo a quién parecía un amigo que acababa de llegar de viaje.

  • ¿Cómo se llega a ser maestro? Una chica preguntó

Él sonrió, juntó sus dos manos y dijo: para ser maestro lo que no tienes que perder es la curiosidad, por leer más, por buscar más. No tienes que tener miedo, yo no sabía inglés y me puse a leer libros en inglés y aprendí y así con muchas cosas en la vida.

Borges es representante del arte contemporáneo no solo de Venezuela sino del mundo. Nació en Catia en donde hay un museo con su nombre, recibió una beca, estudió en París. En Venezuela tuvo como profesor a Alejandro Otero, fue amigo de Alejo Carpentier, ha expuesto en Caracas, Viena, San Paulo, fue dibujante de publicidad en McCann-Erickson  y tantas otras cosas. Quizás algunas de estas le confirieron ese título.

ARTE DE CREAR JACOBO BORGES 3
PH.G.18 Paisaje Abstracto
  • Y ¿qué música escucha usted? otro levantó la mano

Yo escucho desde boleros hasta lo que ustedes escuchan hoy en día, y ustedes deben hacer lo mismo porque eso les abre las puertas. La música y el arte en general no tienen edades ni están atadas a épocas. Lo bueno de ellas es que trascienden y que ustedes se hacen más cultos y su mundo se abre cuando se atreven a hacer cosas nuevas.

  • ¿En qué se inspiró para hacer estas obras?

En muchas cosas, decía su voz baja y serena. Aquí hay obras inspiradas en la naturaleza, hay Falsos Rembrandts, hay pinturas inspiradas en la mujer. Aquella que ven allá la pinté cuando mi hija cumplía 15 años. -Los chicos voltearon- y la pinté porque estaba en la adolescencia y me era curioso que adolescencia viniera de adolecer. Quería decir que ella estaba sufriendo, pero que era natural para que pudiera crecer.

ARTE DE CREAR JACOBO BORGES 4
P.G-J-Mar 2013
  • ¿Ha pensado en retirarse?

El maestro abrió los ojos de par en par- «¿retirarme?, para mi las vacaciones y los retiros son un terror. Nunca he hecho un solo viaje de placer, siempre han sido por trabajo. Además aún me queda mucho por hacer, ahora estoy aprendiendo del arte digital y eso ME ENCANTA.

La charla terminó, había otros compromisos que cumplir. El sol salió, aún existían gotitas resbaladizas de esas que refrescan a Caracas y a su tropical belleza, el alma de muchos se iba llena, esperanzada y un poco más culta. Nosotros hoy contamos esta historia, que vivimos y que disfrutamos y recordamos como esas pocas cosas de la vida que vale la pena tener para siempre en el recuerdo.

« Galería de Arte Múltiple
6 artistas para conocer »